¿Para quién se pensó este libro?

He escrito este libro sobre todo para el hombre joven o la mujer que apenas comienza en el campo de los negocios. Sin embargo, los principios aquí enseñados también serán de valor para el hombre de negocios experimentado, que desea llevar su negocio un nivel mas alto. Mientras que se escribe con el empresario cristiano en mente, muchos de estos principios producirán éxito para el no cristiano también.

Puesto que he pasado los primeros veinte años de mi carrera de negocios siendo un incrédulo, y los treinta años siguientes como cristiano “nacido de nuevo”, entiendo que los problemas y las presiones en los negocios golpean al cristiano y al no cristiano por igual. No es el problema, sino cómo tratamos con el problema lo que determina el éxito o el fracaso de una persona en la vida.